Seguramente has escuchado sobre los pueblos indígenas que radican en nuestro país, es más, hay una alta probabilidad de que seas parte de alguno, pero ¿sabes realmente quiénes son?… Según el diccionario: “Población aborigen de un determinado Estado a la que el derecho internacional reconoce el derecho a la autonomía y ciertas prerrogativas sobre la tierra y los recursos naturales de su área de asentamiento”. Esto evidencia como el Estado reconoce y ampara a nuestros aborígenes. Lamentablemente, con el paso del tiempo, muchos de ellos han sido expropiados de sus tierras. Actualmente viven en Chile 9 pueblos originarios, los cuales son, según el último censo del 2017 es su mayoría Mapuches (alrededor de 1.745.147) le siguen los Aymaras, Pascuenses, Atacameños, Quechuas, Collas, Diaguitas, Kawashkar y Yamanes.

“Para los pueblos indígenas la tierra, el territorio y los recursos naturales revisten gran importancia” (…) conservan una conexión especial con la naturaleza con un potente componente espiritual. Las comunidades indígenas, esencialmente en zonas rurales, al depender de la tierra y sus recursos naturales, tienen un conocimiento profundo de sus medios ecológicos y sus ecosistemas para su supervivencia y bienestar, ellos han adoptado metodologías y sistemas complejos para gestionar su hábitat en forma sostenible.

Como mencionábamos, están en grave peligro. Cada vez son menos y su causa radica principalmente en que gran parte de los territorios habitados por la población indígena, concuerdan con demarcaciones ricas y abundantes en recursos naturales, ideales para su extracción. Por lo tanto, es fundamental que la tendencia a incrementar la inversión en sectores como energía y minería considere las futuras demandas sobre recursos naturales, las fuentes disponibles y las estrategias de uso eficiente en el marco de la sustentabilidad del territorio.

A modo de resumen, aquí te va una lista de algunas cosas que los aborígenes realizan para ayudar a conservar nuestro planeta:

  • Ayudan a mantener las abejas
  • Cazan de manera sostenible
  • Resguardan los bosques y su biodiversidad
  • Protegen el crecimiento de ciertos alimentos
  • Evitan la deforestación

Hay mucho de que aprender de ellos, te invitamos a informarte, conocer sus estilos de vida, interiorizarte y replicar sus actos. Creemos que su modo de vida es ideal, beneficioso y responsable con el medioambiente. Saben vivir en una relación mutua de amor y respeto. Preocupémonos más sobre el impacto que generan nuestras acciones, podríamos vivir en armonía con nuestro entorno y evitar su deterioro.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *