Como nos tomamos muy en serio la gringalización, aquí va otra: el fast fashion. Podemos hablar de tiendas como Zara, Forever 21, H&M, entre otras. Sabemos que son atractivas, porque nada que decir, el paraíso de las 3b (bueno, bonito y barato), pero si supieras todo lo que hay detrás, lo pensarías mejor antes de gastar tu dinero ahí.

Es curioso ya que cuando comenzó, se hablaba de esto como si fuera una tremenda genialidad. Ropa ultra a la moda y muy barata, estilos que ya no cambian dependiendo la estación, ahora podemos encontrar ropa nueva todas las semanas y maravillarnos con eso, ¿todo muy lindo no? Pero a ver, armémonos un poco la película de toda esta situación, tienen éxito porque venden demasiado. Primer punto en el que pensar ¿realmente necesitamos todo lo que compramos?… Segundo punto, analicemos que es lo primero que sacrifican las empresas para abaratar costos. ¡Así es! las personas y el medioambiente, como no. Se eligen países en vías de desarrollo donde pueden contratar personas, pagarles el mínimo y no asegurarles condiciones de trabajo dignas, ya que no tienen otra opción y se aprovechan de eso. Unos 40 millones de personas en el mundo se dedican al rubro y alrededor del 85% son mujeres, muchas de ellas menores de edad o mamás solteras. 

En cuanto al medio ambiente… ufff, si no se hacen cargo de las personas, menos lo hacen con sus desechos y los materiales que ocupan para la confección. Según el World Resources Institute -WRI-, producir una camisa de algodón consume 2700 litros de agua y la industria textil genera el 20% de la contaminación industrial del agua. Si seguimos apoyando esta industria como lo hemos hecho hasta ahora, se estima que para el 2030, la contaminación y el mal uso de los recursos aumentará entre un 50 a 63%.

No hay razones para seguir contribuyendo y la solución es fácil y una tremenda idea para a tu bolsillo. Puedes seguir estos consejos:

  • Revisa tu closet y clasifica la ropa. Puedes arreglarla, pedirle a alguien que lo haga por ti o simplemente vender lo que no usas.
  • Organiza trueques con tus amigos o conocidos y así aprovechas de pasar un momento agradable.
  • Prefiere las tiendas de ropa usada, prendas en buenísimo estado, originales y a un buen precio. ¿Sabías que en promedio una prenda se usa solo 7 veces antes de ser desechada? Alargar su vida útil tiene que ser una prioridad.
  • Finalmente si quieres algo nuevo, prefiere pymes y así nos apoyamos entre nosotros.

No hay por donde perderse, solo hay que volverlo costumbre.

Si quieres aprender más aún:

 

Documentales:

The true cost (2015)

Slowing Down Fast Fashion (2016)

Fuentes:

https://www.contreebute.com/blog/que-es-el-fast-fashion-y-por-que-esta-haciendo-de-la-moda-un-negocio-insostenible

http://www.takepart.com/article/2016/10/25/will-hearing-from-garment-workers-change-fast-fashion

 

Nota: Recuerda que en google chrome las páginas se pueden traducir.

Foto: Thomas Imo.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *